¡Derrota por 3 a 2 de nuestras chicas Cafetería Avante pero con buenas sensaciones!

De nuevo una jornada muy importante para nuestros intereses de meternos en la fase de ascenso al grupo uno. Nos enfrentamos al equipo con más altura y fuerza de la liga, el segundo clasificado, Sagrado Corazón.

 

En el primer set las chicas empezaron muy nerviosas tras un pequeño susto de una de nuestras jugadoras (Isa) al quedarse sin aire tras recibir un pelotazo en el pecho. A partir de aquí, todo fue a peor. Descontrol total en los saques y recepción, pocos ataques, demasiados regalos, nervios, el peor set hasta la fecha, perdido 25/13.

 

El segundo set tenía que ser nuestro, demostrar un cambio de actitud para sacar el partido adelante. Nada más lejos de la realidad, a los 5 puntos, dos lesiones. Un choque entre dos jugadoras (Kelly y Maray) envía a ambas al banquillo, Kelly con un golpe en el pecho que la deja mareada para el resto del set y Maray al hospital, con una contusión de gravedad en la rodilla. Lo dicho, mal día. Entre los nervios, los llantos, la desesperación y el miedo, perdemos el set por 25/11.

 

En el tercer set decido dar un cambio radical, salir a disfrutar, que todas las jugadoras demuestren su valía, dar minutos, etc. Funciona, chicas motivadísimas, con muchas ganas y desplegando un nivel nunca visto. Conseguimos llevarnos el set por 14/25, si, 14/25 después de las lesiones, de los contratiempos, tener a un equipo de 1’75cm de media de altura. 

 

En el cuarto set seguí mi filosofía de “si algo funciona no lo toques” y así fue. Las chicas seguían jugando muy bien y disfrutando, que es lo más importante. Conseguimos ganar el set con un ajustado 25/22. Nos gusta sufrir.

 

En el Tie-Break seguimos con el guion de los dos sets anteriores, buen juego, jugando de tú a tú, con uno de los mejores equipos de la liga. Con un marcador de 10/10, empezamos el set que más he disfrutado después de 15 años jugando al voleibol. Punto nuestro, punto suyo, punto nuestro, punto suyo. Nosotras a nuestro ritmo y dejando ver el gran potencial de nuestras jugadoras. Finalmente, tras perder algún punto conflictivo de dudosa elección por parte del árbitro, el partido se nos escapó por 22 a 20.   

 

¡Muy contento con todas las chicas! ¡Enviamos un abrazo enorme y una rápida recuperación a Maray!

 

¡Vamos Pòrtol!

 

Club Voleibol Pòrtol

Date

20 febrero, 2018

Category

Febrer